Pages

8.17.2015

{summer fun} visitando el museo americano de historial natural en nyc

Hace un par de semanas aprovechamos la visita de una amiga y su familia para salir a pasear por NYC. Mi amiga C ya ha estado en Nueva York antes pero era la primera vez para sus hijos asi que quisimos explorar un poco la ciudad con ellos. A pedido de los visitantes en nuestro primer día de excursiones juntos visitamos el Museo Americano de Historial Natural, uno de los museos de ciencia más grandes del mundo.
{G quería saber cuanto pesaba en la luna}
{aprendiendo un poco}
{lo mas esperado por los chicos fue la exhibición de dinosaurios}
 
{no recuerdo porque ambos miraron hacia arriba cuando les tomaba la foto}
Anteriormente ya hemos ido al museo pero siempre durante los meses mas fríos {Otoño e Invierno} y la terraza contigua siempre estaba cerrada. Esta vez no solo la terraza estaba abierta sino que las fuentes de agua estaban funcionando tambien. Apenas las vieron, los mas chiquitos quisieron salir a chapotear un rato.
{G y R jugando en el agua, aunque estaba bastante fria}
{G fue el mas feliz jugando en el agua. Tan feliz que se tiro a "nadar", y de paso tomar, en el charco que se forma junto a la pared del museo. Como no se enfermo después de tomar esa agua, no lo se}
El museo es inmenso y no pudimos ver todo. G aun esta pequeño y se cansa rápido. Pero mientras el jugaba en el agua, los mas grandes regresaron al Museo para ver un poco más.
Después de comer algo rápido, y por rápido quiero decir el clásico hot dog de carretilla {la verdadera y completa experiencia Nueva York} caminamos hacia Central Park que está frente al museo. Aquel día hizo mucho calor y los chicos estaban algo agotados así que tuvimos que motivarlos con algo. Apenas escucharon "helados" empezaron a caminar.
Encontramos un lugar con algo de sombra {ya mencione que este fue un dia super caluroso?} y despues de comer unos heladitos refrescantes los chicos empezaron a explorar el area. Podian haberse quedado ahi horas, pero ya pronto teniamos que regresar a casa para evitar el tráfico. Decidimos aprovechar un poco el tiempo que nos quedaba para caminar un poco más dentro del parque y llegar al Castillo Belvedere, que funciona como centro de información para visitantes.
{este lugar me trajo bonitos recuerdos pues fue una de las locaciones para mi sesión de fotos de novios con M hace 6 años. Desde sus terrazas se tiene una vista impresionante del parque}
{la vista desde la terraza del castillo es realmente hermosa. Increible pensar que este lugar de puro verde existe en medio de una ciudad tan caótica, abrumadora, latente como Manhattan}

Aqui algunos tips que tal vez puedan ser de utilidad para aquellas mamis planeando una excursión a este lindo lugar.

- Entrada. Algo que muchos no saben, porque no es muy publicitado, es que la entrada al Museo es voluntaria. Es decir uno puede pagar la cantidad que desee. O simplemente nada si así lo quiere. El asunto es que el mantenimiento y cuidado del museo es financiado por los ingresos que este mismo genera por lo que siempre es bueno pagar algo. La entrada "recomendada" es $22 {adultos} y $12.50 {niños 2-12} Nosotros pagamos una pequeña cantidad por nuestro grupo pero luego compramos el paquete completo de fotos para compensar. Para ciertas exhibiciones especiales

- Fotos. Se pueden tomar fotos en casi todo el museo así que no olvidar una cámara {o iphone, smartphone} es básico. El museo tambien ofrece un paquete de fotos apenas y se empieza el recorrido. Primero te hacen posar en diferentes formas frente a un background verde y luego montan las fotos en diferentes bakgrounds relacionados al museo. Algunas salen muy lindas y graciosas. Decidimos comprar el paquete completo pues era una ocasión especial. 

- Snacks. Creo que esto es obvio pero con niños siempre es bueno cargar algo de tomar y snacks. El museo puede ser abrumador por lo grande que es así que planear uno o dos breaks durante la visita es lo mejor. El museo tiene varios lugares donde comer o comprar snacks pero decimos traer los nuestros pues así donde sea que los chicos quisieran parar podíamos hacerlo ,en lugar de caminar por todo el museo buscando el coffee shop o restaurante.

- Aplicación. Para los usuarios de Iphone hay una aplicación que te permite ubicarte dentro de las instalaciones del museo y planear tu recorrido. No supimos de esta app hasta casi el final pero igual nos fue muy útil.

Finalmente creo que lo mejor es prever que una visita completa al museo con niños es imposible. El museo es inmenso, y puede ser muy agotador para los chicos. No solo por las grandes distancias que hay que caminar sino porque por lo general los niños pierden el interés y el entusiasmo rápido {al menos los míos de 4 y 10 años}. Pretender que caminen por horas de exhibición en exhibición no es realista. Es mejor escoger las exhibiciones más interesantes {como el Hall de Ocean Life, Hall of Dinosaurs, Hall of African Mammals, Hall of South American Peoples, Hall of Universe o el Hayden Planetarium} y empezar por ellas. O planear dos visitas en dos días diferentes si es que realmente se quiere ver todo.

Si viajas a New York con tus pequeños este museo debe formar parte de tu itinerario. Es definitivamente una parada obligatoria. A tus peques les encantará!
 
 

No comments :

Post a Comment